Si nos vamos al mundo de la mitología griega, encontramos a Pegaso que era un caballo alado. Pegaso fue el primer caballo que llegó a estar entre los dioses y además era el caballo de Zeus, el dios del Cielo y la Tierra.